sábado, 28 de noviembre de 2009

Dennis Martínez la humildad hecha hombre


AGENCIA EFE

MANAGUA -- Al ex lanzador de las Grandes Ligas, el nicaragüense Dennis Martínez, no lo dejaron entrar al palco preferencial en el estadio nacional de béisbol de Nicaragua que lleva su nombre, informó el jueves la prensa deportiva local.

Martínez, el lanzador latinoamericano con más victorias en las Ligas Mayores con 245, le impidieron ingresar a las localidades, junto a su suegro, porque la joven encargada de la puerta no lo reconoció, reseñó el jueves el periódico El Nuevo Diario, de Managua.

El ex lanzador nicaragüense, que tiró un juego perfecto en 1991 contra los Dodgers de Los Ángeles cuando militaba en los Expos de Montreal, llegó el martes pasado al estadio que lleva su nombre a presenciar un partido de la Liga Profesional local.

"No puede entrar", le dijo la muchacha del palco de arriba, según ese rotativo.

"La muchacha encargada de la puerta no dejó entrar a Dennis Martínez, que estaba acompañado de su suegro, porque no lo conocía", escribió el cronista deportivo local Edgar Tijerino.

"El ex Grandes Ligas se sintió desarmado y no protestó ni hizo gestiones. Simplemente se retiró a sentarse en cualquier sitio y poder ver el juego (de los equipos locales) Bóer-León", relató.

El cronista deportivo indicó que Martínez, de 54 años, bien pudo haber dicho a la muchacha: "Señorita, este estadio tiene mi nombre, yo soy Dennis Martínez, y puede informarse con sus superiores. ¡Nah!, no hizo eso".

Dijo que Martínez, considerado el mejor jugador de béisbol de todos los tiempos en Nicaragua, se retiró sin molestia a buscar una butaca en cualquier parte, aunque luego se resolvió el asunto.

Entre sus logros también se cuentan su participación en tres Series Mundiales y ser elegido en cuatro ocasiones para el Juego de las Estrellas.

No obstante, su marca de 245-193 pudo ser más grandiosa si Martínez no hubiese tenido graves problemas personales debido al consumo del alcohol.

Martínez comenzó en 1976 con los Orioles de Baltimore, con quienes jugó hasta mediados de 1986 cuando pasó a los Expos de Montreal.

En 1994 firmó con los Indios de Cleveland y luego jugó con los Marineros de Seattle, hasta concluir su carrera con los Bravos de Atlanta en 1998.

Martínez terminó su carrera con 3.999,2 entradas lanzadas en 23 temporadas para un récord de 245-193, 1.165 bases por bolas, 2.149 ponches y un promedio de efectividad de 3.70.

1 comentario:

El guaguero de NYC dijo...

Hola Raymond,
Dennis debió reirsele en la cara y después decirle abre la puerta lo más rápido posible antes de que yo haga que te despidan de este trabajito.

Un afectuoso saludo de Mel el guagüero de NYC.